Efecto DNU de Milei: se borra el registro aduanero y todos los argentinos podrán ser importadores


De implementarse tal cual se ha escrito en el Decreto de Necesidad y Urgencia Nª 70/2023, en el Título V, publicado en el Boletín Oficial del Estado, quien lee o escucha estas líneas, podrá operar en comercio exterior sin necesidad de inscribirse en registro importador alguno o demostrar solvencia financiera. 

Desde luego que esta solvencia será un requisito necesario cuando tengas que negociar con tu contraparte en el exterior, pero uno de los puntos que más entusiasman a los emprendedores es la posibilidad de hacer negocios con países extranjeros sin tantas vueltas.

Desde ahora todos podrán convertirse en importadores y, desde luego, lo que más le importa a la administración Milei, en exportadores. 

Al presentar el decreto de desregulación económica de 366 artículos, el presidente sostuvo «a partir de hoy queda prohibido prohibir exportaciones«, al tiempo que anunciaba la modificación del artículo 609 del Código Aduanero para establecer que «el Poder Ejecutivo Nacional no podrá establecer prohibiciones ni restricciones a las exportaciones o importaciones por motivos económicos».

Un párrafo para subrayar teniendo en cuenta la avidez de muchos ciudadanos que comenzarán a importar todo tipo de productos desde, bienes del sector tecnológico -siempre hay que recordar que el mundo desarrollado está atravesando la cuarta revolución industrial más potente para algunos analistas que la primera-, o todo tipo de productos que la población requiera desde prendas textiles hasta repuestos para los automóviles.

Milei libera las importaciones: las claves de la medida

Un poco remedando lo que sucedía durante los primeros meses del gobierno de Mauricio Macri cuando, luego de liberar el cepo, una traba cambiaria que Javier Milei no puede sacar hoy en día y que en la práctica va a ralentizar el ingreso de productos del exterior, en los supermercados de la Argentina se exhibían productos en las góndolas que provenían desde lejanas tierras como India, Vietnam, Singapur y, desde luego, China.

Con el DNU de Milei, desaparece el sistema SIRA y no hará falta anotarse en un registro para importar o exportar.

En este caso no se trataban de importaciones a título personal o individual sino de personas jurídicas debidamente registradas ante la AFIP que importaban, sin inconvenientes, heladeras y lavarropas de Brasil y del sudeste asiático o ropa confeccionada en Vietnam o juguetes llegados desde Europa o Asia.

El motivo principal del macrismo fue el combate a la inflación, pero entre los motivos del mileismo se encuentra una raíz más ideológica que es la defensa a ultranza de la libertad para comerciar sin que el Estado intervenga demasiado.

Y es, en ese sentido, donde se abren las puertas para que cualquier hijo de vecino pueda traer productos del exterior sin detenerse a pensar en las limitaciones del denominado sistema «puerta a puerta» por el cual, a través del Correo Argentino, se puede importar por hasta un valor de 50 dólares sin necesidad de pagar nada.

Si el valor supera los 50 dólares hay que abonar el 50% sobre el excedente de ese valor, idéntica cuestión que ocurre cuando se superan 12 envíos por año.

La fundamentación de esta posibilidad, que abre las «tranqueras» al mundo, se encuentra en la derogación del Registro de importadores y exportadores que se especifica en el artículo 92 del Código Aduanero. 

El decreto de la administración de Javier Milei explica: «Todas las personas humanas y jurídicas podrán solicitar destinaciones aduaneras y realizar operaciones de comercio exterior sin necesidad de inscribirse en ningún registro».

Una destinación aduanera es un documento mediante el cual una persona declarante, señala el régimen aduanero al que se someterá una carga. Esta declaración es aplicable a las mercancías que llegan al país mediante una importación. Usualmente, un despachante aduanero contratado por un cliente realiza este trámite que es el paso principal para que el sistema de aduanas del país pueda procesar una mercancía, fijando los tributos, aranceles a pagar según el caso.

Importaciones libres: inminente movilización del gremio de aduaneros

Desde este momento, Javier Milei deberá esperar todo tipo de planteos de parte del gremio SUPARA (sindicato de aduaneros) que tenía el 21 de diciembre su encuentro de fin de año y fue suspendido de urgencia para convocar a una reunión con sus delegados tendientes a resistir estas reformas a las que consideran como un despropósito para la actividad. 

Un dato más acerca de ciertas paradojas de la política económica nacional.  

La supuesta herejía de Milei de permitir a todos los individuos desempeñarse en comercio exterior sin pasar por ningún registro se produce al derogar el código aduanero sancionado por el dictador Jorge Rafael Videla que gobernó de facto entre 1976 y 1981.

Fuente: iprofesional.com

Previous Por el inédito derrumbe del consumo, empresas comienzan a revisar los últimos aumentos de precios
Next LA LEGISLATURA SANCIONÓ LA LEY N°6384: RÉGIMEN SALARIAL EXCLUSIVO PARA LOS AGENTES QUE INTEGRAN EL SISTEMA PÚBLICO DE SALUD

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *