Argentina ya le pagó al FMI el vencimiento de u$s731 millones


El pago de hoy generará impacto en las reservas. Una parte se pagará con el remanente de Derechos Especiales de Giro, que retornarían.

El Gobierno realizó el pago de capital que vencía hoy con el Fondo Monetario Internacional. El desembolso de u$s 731 millones, sin embargo, será devuelto por el FMI como parte del acuerdo según precisó el ministro de Economía Martín Guzmán.

El acuerdo alcanzado con el Fondo abarca financiamiento por «todo lo que resta vencer del acuerdo de Stand By y el monto de las amortizaciones de septiembre y diciembre que se hicieron con los derechos especiales de giro, así como el vencimiento de capital de hoy«, detalló Guzmán en conferencia de prensa.

De esta forma, el Gobierno tendrá «financiamiento neto» desde el FMI, de acuerdo con la explicación del titular del Palacio de Hacienda, que estará sujeto a las revisiones trimestrales. Los desembolsos se realizan después de las revisiones pautadas por el Artículo IV del FMI, que revisa el cumplimiento de las metas macroeconómicas.

Guzmán reconoció que esas revisiones son habituales cuando se cuenta con un programa con el Fondo Monetario, pese a que algunos sectores del Gobierno presionaron para evitarlas.

El pago de hoy generará impacto en las reservas. Una parte se pagará con el remanente de Derechos Especiales de Giro pero ahora con el respaldo de un entendimiento con el FMI que deberá ahora seguir los pasos formales como el armado de la Carta de Intención.

En la antesala de la definición del pago y el acuerdo, las reservas netas del Banco Central cayeron u$s 355 millones.

Guzmán anunció el desembolso del pago que vencía este viernes.

La conferencia de prensa

Tras el anuncio del acuerdo con el FMI por parte del presidente Alberto Fernández, el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el ministro de Economía, Martín Guzmán, dieron detalles del entendimiento.

Al inicio, Manzur dijo que la deuda de u$s44.000 millones contraída por la gestión de Mauricio Macri fue una «tragedia para el país « ya que fue «irresponsable» para el futuro de la Argentina.

Y remarcó que siempre se tuvo vocación para acordar con el FMI.

Guzmán, por su parte, dijo que la administración anterior acudió al FMI y que ese programa resultó un fracaso porque los indicadores económicos y sociales se deterioraron.

«Buscamos sanar el presente tan duro que la Argentina tenía y sembrar condiciones para tener futuro», comenzó y destacó que, con este acuerdo, «se pretende refinanciar la deuda sin socavar en algunas cuestiones sociales y se pueda trabajar en una economía más tranquila».

Guzmán dijo que las negociaciones fueron «durísimas» que demandaron «mucho trabajo político y técnico».

«Si se aceptaban las reglas del FMI sin condicionamientos, se hubiesen socavado las bases para lograr el crecimiento«, añadió.

Las partes

El acuerdo tiene dos partes: políticas macroeconómicas y políticas de mediano plazo.

El Estado va a poder tener un crecimiento sin política de ajuste y un déficit fiscal a reducir en una economía que se recupera, explicó.

Asimismo, buscará reducir la evasión tributaria y atacar el lavado de dinero.

En cuanto al bloque monetario, habrá una reducción monetaria del Banco Central al Tesoro que llegue a 0 en 2024. Se busca fortalecer la tasa de interés real en activos argentinos. Se va trabajar, además, en la reconstrucción del mercado en moneda local.

Con respecto a la inflación, dijo que es multicausal y que esos factores deben ser atacado concurrentemente.

Se buscará fortalecer la sostenibilidad de las finanzas públicas y anclar las expectativas. Los acuerdos de precios van a tener un espacio importante para luchar contra la inflación. El programa durará dos años y medio y el objetivo es robustecer al salario real.

El pago permite evitar el default con el FMI mientras se termina de definir el acuerdo.

Sin devaluación

Guzmán descartó saltos cambiarios y remarcó que plantean favorecer el crecimiento de las reservas internacionales por u$s5.000 millones. Y dijo que el programa buscará solucionar problemas estructurales: fortalecimiento del mercado de capitales y de las industrias puedan generar divisas.

«Este acuerdo va a permitir que en la Argentina continúe en crecimiento», indicó Guzmán. «Arrancamos la negociación en un lugar muy dañiño y terminamos en uno razonoble», enfatizó el ministro.

«Es el mejor acuerdo que podríamos lograr», destacó. «Hay que terminar de trabajar en los memorandos con el FMI», explicó. Habrá revisiones trimestrales y desembolsos de pagos como consecuencia del reintegro de los Derechos de Giro (DEG).

Por último, agradeció al presidente, a la vicepresidenta Cristina Kirchner, al presidente de la cámara de Diputados, Sergio Massa y al resto del gabinete nacional. Además, le pidió apoyo a la oposición para aprobar el proyecto.

Previous Fiebre por el dólar ahorro: 1 millón de personas compraron divisas, récord en 15 meses
Next Aumentan el monto de extracción de los cajeros

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *